Si has decidido cambiar tu vehículo actual por uno eléctrico seguramente te planteas cómo cargarlo. Aparte de los puntos de recarga públicos debes plantearte la necesidad de disponer de un punto de recarga propio.

Lo más habitual es que sea en tu garaje habitual, ya sea alquilado o de tu propiedad.

En reCÁRgate+ nos encargamos de todo: suministro e instalación. Te proporcionamos un servicio personalizado y te aconsejamos sobre el tipo de recarga, potencia e instalación a realizar. También nos ocupamos de su legalización.

Modo de carga 1. Conexión del vehículo eléctrico a la red de alimentación de corriente alterna mediante tomas eléctricas normalizadas, con una intensidad no superior a los 16 A y tensión
asignada en el lado de la alimentación no superior a 250 V (de corriente alterna en monofásico) o a 480 V (en trifásico); utilizando los conductores activos y de protección.
Modo de carga 2. Conexión del vehículo eléctrico a la red de alimentación de corriente alterna, no excediendo de 32 A y 250 V (en corriente alterna monofásica) o de 480 V (en trifásico);
utilizando tomas de corriente, normalizadas, monofásicas o trifásicas. En esta opción se utilizan los conductores activos y de protección, junto con una función de control piloto y un sistema de
protección para las personas contra el choque eléctrico (dispositivo de corriente diferencial), entre el vehículo eléctrico y la clavi ja; o como parte de la caja de control situada en el cable.
Modo de carga 3. Conexión directa del vehículo eléctrico a la red de alimentación de corriente alterna usando un SAVE (Sistema de Alimentación del Vehículo Eléctrico), donde la función de
control piloto se amplía al sistema de control del SAVE, estando éste conectado permanentemente a la instalación de alimentación fi ja.
Modo de carga 4. Conexión indirecta del vehículo eléctrico a la red de alimentación de corriente alterna usando un SAVE que incorpora un cargador externo en que la función de control
piloto se extiende al equipo conectado permanentemente a la instalación de alimentación fi ja.

En reCÁRgate+ te asesoraremos sobre el modo de carga que mejor se adapte a tus necesidades,
apostando por cargadores inteligentes que optimizan la recarga de tu vehículo y la gestión de la potencia contratada en tu vivienda.

Tienes que comprobar que la potencia contratada por la vivienda (habitualmente de unos 5,75 kw) sea la suficiente como para proporcionar energía eléctrica al vehículo mediante una conexión que tiene, normalmente, una potencia de 3,45 kw (230 V y 16 A). Ten en cuenta que el vehículo recarga por la noche, cuando no hay casi consumo en el resto de la vivienda.
Desde reCÁRgate+ te asesoraremos —en nuestras oficinas comerciales— sobre el cambio de tarifa que tienes que realizar para aprovechar los periodos super-valle.

• Nuevo suministro eléctrico colectivo de un único contador, desde el cuadro general de contadores, para todos los posibles vehículos eléctricos del parking (implica el alta de un nuevo
suministro). Este punto conlleva la mediación de un gestor de carga. En reCÁRgate+ somos gestores de carga.
Suministro eléctrico individual ya existente (aprovechando el contador particular de la. vivienda), que implica conexión del cableado hasta el contador actual.
Nuevo suministro eléctrico individual, mediante un nuevo contador para cada vehículo eléctrico desde el cuadro general de contadores (implica el alta de un nuevo suministro).
Suministro eléctrico colectivo ya existente, aprovechando el contador de los servicios del aparcamiento.

Simplemente deberás comunicar por escrito, con antelación, a la comunidad de propietarios de tu garaje la próxima instalación de un punto de recarga propio. En la gran mayoría de casos, la instalación se podrá iniciar una vez transcurridos 30 días desde la recepción de la comunicación. Se recomienda aprovechar la oportunidad para realizar una preinstalación común a todo el garaje, con vistas a futuras adquisiciones por parte de otros vecinos de vehículos eléctricos.
Desde reCÁRgate+ nos encargaremos de valorar la solución llave en mano para tu nuevo proyecto.

Es requisito imprescindible realizar una inscripción en el Registro de Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión de Industria, por parte de un instalador autorizado. La documentación a presentar según los requerimientos que exige la ITC-BT52, es la siguiente:
Dossier de la instalación de baja tensión acompañada de la hoja de solicitud e inscripción, y de la hoja resumen de características; según modelos aprobados por la Dirección General de Industria.
Memoria técnica, integrada por la hoja resumen de características y por la documentación relativa a los cálculos, memoria descriptiva, esquema unifilar y croquis del trazado.
Certificado de instalación, según modelo aprobado por la Dirección General de Industria, que se presentará por quintuplicado. Se deberán aportar tantos certificados de instalación como instalaciones receptoras diferentes se hayan ejecutado.

En reCÁRgate+ nos ocupamos de legalizar tu nueva instalación.